Yerma - Projecte Ingenu - (c) David Ruano

Yerma

Tras haberse enfrentando ya a textos tan complejos como Hamlet, Romeo y Julieta o Top Girls, Projecte Ingenu se atreve en esta ocasión con un clásico de aquí, un Lorca, nada menos. Y lo hace, como siempre, desde su perspectiva de compañía joven que busca dar una lectura nueva y propia a los textos con los que trabaja. Y con Yerma lo consigue.

La adaptación de Marc Chornet y Anna Maria Ricart nos permite escuchar con claridad la voz de Lorca, más moderna y más de actualidad que nunca.

Con una puesta en escena que sitúa la acción en una suerte de actualidad intemporal, Yerma no solo nos habla del drama de no poder ser madre, sino que nos hace experimentar lo que significa vivir en una comunidad cerrada y entrometida, que no consiente la diferencia ni la disensión. En este ambiente asfixiante, la tragedia de Yerma (y su gradual descenso a los infiernos) va mucho más allá de la imposibilidad de parir un hijo. Como mujer, su destino y única forma de realización es ser madre y, al no poder serlo, queda muerta en vida, encerrada en una existencia vacía de la que le es imposible escapar sin perder lo único que le queda: la honra, el respeto del grupo.

El discurso de Lorca suena extrañamente moderno a pesar de su anacrónica premisa. Es cierto que la realización de las mujeres ya no pasa por la maternidad, pero aún existen muchas ideas preconcebidas, muchos estereotipos sobre lo que somos y no somos, sobre lo que podemos y no podemos hacer. Ideas y estereotipos que, en ocasiones, nos encierran en lugares tan siniestros como los que habita Yerma.

Sobre un escenario cubierto de arena y convertido en viña, por el que veremos transitar, una tras otra, las estaciones, una cama y un baño centran la escena. Una escenografía muy evocadora y acertada. En ella, un reparto joven (como corresponde al texto, ya que los protagonistas tienen menos de 20 años) da vida a estos personajes dejados de la mano de dios. Destaca el trabajo del triángulo protagonista: Alba José, Martí Salvat y Xavier Torra. Un trabajo contenido y elegante, donde el verso es el protagonista.

A pesar de sus años, Yerma no suena tan extraña ni tan lejana, y aún menos en un montaje donde todo va a favor de la historia, para hacerla brillar y cautivar al espectador moderno. Lo consigue. Y emociona.

 

Yerma

Autor: Federico García Lorca. Adaptación: Marc Chornet y Anna Maria Ricart. Dirección: Marc Chornet Artells. Reparto: Alba José, Martí Salvat, Xavier Torra, Ariadna Fígols, Isabel Soriano, Roser Tàpias y Cristina López. Ayudante de dirección: Anna Maria Ricart. Diseño de espacio: Laura Clos “Closca”. Diseño de vestuario y caracterización: Marta Rafa. Diseño de iluminación: David Bofarull. Música original y asesoría de movimiento: Miquel G. Font. Producción ejecutiva: Neus Pàmies. Fotografía: David Ruano. Vídeo y edición: Carlos Escrig.

Sala: Teatre Akadèmia. Fecha: 03/03/2017. Fotografía: (c) David Ruano.

Deixa un comentari