Fuenteovejuna - Obskené

Fuenteovejuna – Breve tratado de las ovejas domésticas

Puede que la respuesta a “¿Quién mató al comendador?” sea uno de los primeros spoilers que sufrimos en la clase de literatura del colegio. Y, sin embargo, a pesar de conocer de sobras la respuesta, no siempre nos paramos a pensar en la fuerza de los hechos que narra Lope de Vega en este drama que, de no ser por el verso, parecería escrito ayer mismo.

El principal acierto de la magnífica adaptación que ha hecho Anna Maria Ricart de Fuenteovejuna es precisamente ese: el saber que todos conocemos el final y los hechos de antemano, cosa que le ha permitido centrarse en los puntos candentes de la trama y, lo que es más importante, en el mensaje de la obra, un mensaje más que vigente en los tiempos que corren y que nos llama inequívocamente a la revolución.

Así, en poco más de una hora, la compañía Obskené nos arrastra de clímax a clímax con un ritmo endiablado y una gran fuerza. Esta Fuenteovejuna fue concebida como pieza de teatro de calle, pero se adapta perfectamente a la sala grande de La Seca, que ha colocado las sillas en un gran círculo para la ocasión. Con escaleras, taburetes y un gran trabajo de movimiento, un compenetrado reparto canta, baila, recita verso, consulta Twitter, juega con todo tipo de referentes de la cultura pop y nos invita a una auténtica fiesta, la fiesta de la muerte del tirano, la celebración de las ovejas que han acabado con el lobo.

He tenido la suerte de ver dos adaptaciones Fuenteovejuna en muy poco tiempo (la anterior fue la de La joven compañía), dos enfoques jóvenes, frescos y arriesgados, cada uno de ellos con un estilo y un lenguaje distintos. Esto me ha permitido ver que el texto de Lope está tan vivo hoy como cuando fue escrito, y me ha confirmado en la idea de que las buenas adaptaciones de los clásicos son tan imprescindibles como las nuevas dramaturgias porque, a menudo, el pasado tiene algún que otro mensaje que darnos desde la perspectiva que da la edad, y deberíamos ser capaces de escucharlo.

En La Seca se está gestando una revolución que nadie debería perderse porque, aunque todos sabemos la respuesta, son pocas las veces que nos atrevemos a mirar al tirano a los ojos y gritar: “¡Fuenteovejuna, señor!”, así que quizá deberíamos empezar a intentarlo en el teatro.

 

Fuenteovejuna – Breve tratado de las ovejas domésticas

Compañía Obskené. Autor: Lope de Vega. Adaptación: Anna Maria Ricart. Dirección: Ricard Soler i Mallol. Reparto: Queralt Casasayas, David Menéndez, Marc Naya, Marc Pujol, Rosa Serra, Xavi Torra y Toni Mas. Escenografía: Adrià Pinar Marcó. Assessoramiento de movimiento: Marta Hervás.

Sala: La Seca Espai Brossa. Fecha: 24/02/2016.

Deixa un comentari