El rey - Teatro del Barrio - (c) Armando Vázquez.

El rey

Hay que tenerlos como el caballo de Espartero para montar un teatro en forma de cooperativa, con la voluntad de implicar a los movimientos sociales y hacer política sin partidos en un entorno cultural. Hay que tenerlos aún más gordos para lanzarse a producir en él dos montajes como Ruz-Bárcenas y El rey. Y la cosa ya es de nota si todo esto, además, se hace en pleno barrio de Lavapiés de Madrid, al lado de todo aquello que se critica. Pues esto existe: se llama Teatro del Barrio.

Eso sí, quienes hayan visto Autorretrato de un joven capitalista español sentirán cierta sensación de déjà vu al ver El rey, y es que Alberto San Juan se sirve de los mismos mimbres para construir este retrato nada amable del que fue monarca del país hasta hace algo menos de dos años. No por conocida, resulta la tesis menos hiriente: la Transición solo fue una operación de reacomodo de la casta franquista. Quienes fueron, son, con el ciudadano Juan Carlos a la cabeza como epítome del español pícaro que sabe nadar y guardar la ropa, y es capaz de vender a su padre por un plato de lentejas. Nada nuevo, por desgracia, aunque haya que seguir repitiéndolo una y mil veces.

En poco más de una hora y media el rey (interpretado por un divertido Luis Bermejo) asiste a la recreación de su propia vida y habla con los principales actores de la misma. A su vez, Alberto San Juan y Guillermo Toledo interpretan con gran acierto a personajes de sobra conocidos: Franco, Carrero Blanco, Felipe González, Suárez, Rodolfo Martín Villa y un largo etcétera. Las conversaciones, a veces surrealistas, nos muestran un panorama de megalómanos enfermos de poder y de ambición que nunca jamás de los jamases han pensado en las consecuencias que tienen sus actos sobre las personas de a pie.

El rey es una obra valiente, necesaria y que llama a las cosas por su nombre. La desmitificación de la Transición española y de sus principales protagonistas es el primer paso hacia la superación del franquismo y de las consecuencias de la Guerra Civil. Y una sala de teatro me parece un buen lugar para iniciar esta revolución. ¡Larga vida!

 

El rey

Creación y dirección: Alberto San Juan. Compañía Teatro del Barrio. Intérpretes: Luis Bermejo, Alberto San Juan y Guillermo Toledo. Escenografía: Teatro del Barrio con la colaboración de Beatriz San Juan.Iluminación:Andrés Lima y Raúl Baena.Asesora histórica: Noelia Adánez (Contratiempo). Ayudantes de dirección y de producción:Pablo Esguevillas y Marta Ribeiro.Producción ejecutiva:Paloma Domínguez Liñán. Producción: Teatro del Barrio.

Sala: Teatre Lliure de Montjuïc. Fecha: 09/03/2016. Fotografía: Armando Vázquez.

Deixa un comentari