Rebota, rebota y en tu cara explota

Rebota, rebota y en tu cara explota

Confieso que el jueves pasado no era la primera vez que veía Rebota, rebota y en tu cara explota. Fui una de las afortunadas que asistió a la presentación de este espectáculo en el Festival TNT, pero la coincidencia en el tiempo con el 1 de octubre y la sucesión de acontecimientos que vinieron luego hicieron que no fuera capaz de escribir una línea sobre el festival en las dos semanas sucesivas y, más tarde, me di cuenta de que mi recuerdo ya no era lo bastante bueno como para explicar nada interesante.

Así, decidí repetir en el Antic Teatre y, una vez más, fui testigo de la fuerza y la determinación que desprende Agnés Mateus sobre el escenario.

Después de explorar la violencia en Hostiando a M. Mateus se centra en Rebota, rebota y en tu cara explota en un tipo concreto de violencia, la que padecemos las mujeres por el solo hecho de serlo. Y lo hace sin morderse la lengua, sin pedir perdón ni pedir permiso, poniendo el cuerpo y la cara para denunciar lo que todas vivimos, en mayor o menor medida, a diario.

Su espectáculo empieza con un tono burlón, casi humorístico, y gana en oscuridad y sobriedad a medida que avanza, sin tregua, hacia un final que nos deja clavados en la silla. El relato es muy claro. A las mujeres primero se nos insulta, luego se nos educa en la invisibilidad y la resignación (maravillosa y divertidísima recopilación de cuentos, héroes y creencias inculcadas en nuestra niñez por tierra mar y aire) y, por último, en el peor de los casos, se nos mata. Y todo esto ante el olvido y el silencio de gran parte de la sociedad, tanto de hombres como de mujeres.

Agnés Mateus, que se mueve por el escenario con la confianza que da saberse la dueña de cada paso, de cada centímetro de suelo, nos abofetea, nos zarandea y nos obliga a reaccionar. Nos enfrenta cara a cara con lo que hay mientras se ensucia las manos y arriesga el pellejo. Su posición no es la de quien predica desde la comodidad de un púlpito sino la de una compañera de trinchera que demuestra con el ejemplo que ha llegado el momento de decir basta.

Rebota, rebota y en tu cara explota es un espectáculo potente, divertido y aterrador a partes iguales. Un chute de energía y feminismo en vena, una reivindicación de la fuerza, la insolencia y la potencia femeninas. Inolvidable.

 

Rebota rebota y en tu cara explota
Proyecto escénico de Agnés Mateus y Quim Tarrida. Creación y dirección: Agnés Mateus y Quim Tarrida. Intérprete: Agnés Mateus. Diseño de luces: Carles Borràs. Espacio sonoro y audiovisual: Quim Tarrida. Equipo técnico: Carles Borràs y Quim Tarrida. Asistencia técnica: Ignasi Bosch. Con la colaboración de Pablo Domichovsk y Ismael Mengual. Fotografía: Quim Tarrida. Rebota rebota y en tu cara explota se estrenó en el Festival TNT el 30 de septiembre de 2017. Es una coproducción del Festival TNT – Terrassa Noves Tendències 2017, el Antic Teatre (Barcelona) y Konvent (Berga). Con el apoyo de: La Poderosa, Nau Ivanow y el Teatre La Massa (Vilassar de Dalt).
Sala: Antic Teatre. Data: 01/02/2018.

Deixa un comentari

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir el correu brossa. Aprendre com la informació del vostre comentari és processada