Punk Rock - La joven compañia

Punk rock

El domingo pasado volví a repetir con una de mis compañías de teatro de cabecera, La joven compañía (para no volver a explicar qué es y por qué me gusta tanto La joven, os remito a mis entradas anteriores sobre el tema: aquí, aquí y aquí).

La cita fue, como el año pasado, en Atrium Viladecans, pero, por desgracia, esta vez la experiencia no fue tan buena como las otras veces. Punk Rock no me convenció ni en cuanto a texto ni en cuanto a puesta en escena.

Simon Stephens, el autor del texto, intenta abordar en Punk Rock los problemas que surgen en el angustiante ecosistema del último curso de instituto antes de acceder a la universidad. Por su historia se pasea una colección de estereotipos más o menos previsible: el friki gracioso que no consigue gustar a las chicas, el deportista bruto y no muy listo que sale con la más guapa, la tal guapa que lo tiene todo (el novio deportista, las mejores notas) pero es profundamente insegura, la friki inadaptada pero atractiva que consigue lo que quiere a la chita callando, el chico inteligente e introspectivo objetivo de todas burlas o la chica gordita que lo único que intenta es encajar… Un grupo con una jerarquía clara, unas relaciones de poder establecidas y las típicas dinámicas de maltratadores y maltratados que se dan en este tipo de entornos. El problema es que todo lo que cuenta Stephens responde tanto al estereotipo que, sencillamente, no resulta creíble. Punk Rock no explora por qué los personajes se comportan como se comportan, cómo se ha llegado a estas dinámicas o qué se esconde tras el acoso y el maltrato a otros compañeros. Al contrario, desde el principio sabemos que el deportista será el popular y el tonto, y que irá a por el inteligente callado. Un relato que no invita al debate ni a la reflexión, sino al juicio sumario y la condena.

La puesta en escena también me pareció en esta ocasión menos arriesgada e interesante que en montajes anteriores. Un aula vacía bastante realista, unas entradas y salidas más o menos típicas y solo la inclusión de algunos temas de rock para romper el ritmo. Las interpretaciones también me resultaron más frías y lejanas que otras veces, pero me temo que eso, en realidad, se debe a que no conseguí conectar ni un momento con aquella historia.

Alabo el deseo de La joven compañía de intentar abordar un problema tan grave y tan real como es el acoso en las aulas y el maltrato entre compañeros de clase, lo que no comparto es la forma. Teniendo en cuenta la filosofía de la compañía y el trabajo realizado en otras ocasiones, creo que habría sido más interesante y enriquecedor intentar explicar una historia propia, creada por encargo por un dramaturgo joven de aquí, que fuera capaz de crear un relato cercano, verosímil y alejado de estereotipos, una historia que reflejase la realidad de nuestros institutos y que, más que apuntar a culpables o buscar el sensacionalismo (como es el caso de Punk Rock) fuese capaz de abrir un debate sobre los motivos y las posibles soluciones. Quizá en otra ocasión.

 

Punk rock
Autor: Simon Stephens. Versión: José Luis Collado. Dirección: José Luis Arellano. Reparto: Jesús Lavi, Cristina Gallego, Cristina Bertoli, Juan Frendsa, Áxel Novo, Katia Borlado, Fernando Sainz de la Maza y Tana Payno. Dirección del proyecto: David R. Peralto. Iluminación: Juan Gómez-Cornejo (AAI). Escenografía y vestuario: Silvia de Marta. Música y espacio sonoro: Mariano Marín. Videoescena: Álvaro Luna (AAI). Coreografías: Andoni Larrabeiti. Dirección de producción: Olga Reguilón. Dirección de comunicación: José Luis Collado. Dirección técnica: David Elcano. Márketing y desarrollo: Pedro J. Sánchez. Ayudantía de dirección: Andoni Larrabeiti y Alberto Sabina. Ayudantía de escenografía y vestuario: Clara Garrido, Lydia Garví, Pablo Menor, Emma Pascual, Marco Prieto y Silvia Romero. Ayudantía de producción: Nuria Chacón, Víctor Hernández y Jerry Baena. Regiduría: Víctor Hernández. Ayudantía de comunicación: Samuel García (CM) y Pedro J. Sánchez. Ayudantía de videsoescena: Elvira R. Zurita y Pedro J. Sánchez. Realización de escenografía: Juan Carlos Rodríguez. Sastrería: Conchi Marro. Fotografías de escena: Javier Naval.

Sala: Atrium Viladecans. Fecha:14/01/2017. Fotografía: (c) Javier Naval.

Deixa un comentari